Ya se acaba este 2011

He visto pasar este año entre grandes sorpresas, alegrías y decepciones. Antes de que acabe, me gustaría compartir algunas de ellas con vosotros en este último post del 2011.

Entre que me decidía y no a escribir, he leído el post “2011. El año que vivimos Twitter emocionalmente.“, de @kurioso. Os recomiendo leerlo antes de seguir. Para mí, refleja claramente el cambio que hemos vivido durante este año. Ese cambio es, desde mi punto de vista, un punto de inflexión en el avance de la sociedad hacia una nueva etapa. Seguramente a más de uno le habrá saltado la risa con esta frase. No pasa nada. Hagamos memoria.

Este año hemos visto caer gobiernos. Gobiernos autoritarios asentados en el poder durantes décadas. Gobiernos a los que les superaron las cirscunstancias. Gobiernos que no fueron capaces de valorar la importancia que tenía el hecho de que, por primera vez en la historia, el ser humano era capaz de expresarse de forma global (a cualquier persona interesada) y ser escuchado en tiempo real. Un canal libre, limpio y directo entre las personas: Twitter (entre otros). Un canal al margen de los medios tradicionales, uno en el que confiar porque no está manchado por intereses de terceros (al menos de momento). Esa expresión global, cuándo es compartida por grandes mayorías, da lugar a algo que tampoco había pasado hasta ahora: la organización sin organizadores, espontánea: totalmente imprevisible. El terror de los cuerpos de “seguridad” de los estados. Canales que no tardaron en tratar de controlar. Y si no funciona, cortamos el cable de Internet y listo. Esto en oriente.

En occidente este año hemos visto como gobiernos democráticos eran presionados hasta dimitir y sustituidos por tecnócratas (Italia), colocados a dedo sin intervención del pueblo “soberano?”. Hemos visto como se intimidaba al primer ministro griego para evitar que pudiera hacer un referéndum y los propios griegos decidieran sobre SU futuro. Como se legislaba desde fuera y en contra del pueblo en España, llegando incluso a cambiar constituciones por la vía exprés españa-berlin-goldman-sachs. Lo que haga falta oiga. A la vez, hemos visto volar miles de millones de fondos públicos a fondos privados (bancos, hablando claro) en algo que llaman: inyecciones de capital para que fluya no sé bien qué. Debe ser algo que pagamos todos, pero sólo tres disfrutan… me parece un fluido extraño e injusto que no fluye por los sitios adecuados.

Me gustaría reflexionar también sobre lo que pasó aquí durante los meses de marzo-abril-mayo-junio-etc. Recordemos, creo que es muy importante no olvidar. Para mí fue la suma de muchísimo hartazgo acumulado de muchas personas y la esperanza de, visto lo visto en Oriente, poder cambiar aquí también las cosas a mejor. La realidad? Seamos sinceros: nuestro 15m fue un desastre. Creo que ya se puede decir. Culpables? Todos nosotros. Algunos por creerse las difamaciones/montajes-cutres que difundían algunos medios. Otros por no hacer el esfuerzo de entender de qué trataba todo esto y desacreditar por la vía rápida y fácil, algo todo sea dicho muy español. Otros por creerse que se trataba de la oportunidad para irse a vivir a pisos vacíos o echar de aquí a la monarquía, o vete tú a saber qué. Otros por simplemente no hacer nada aún estando de acuerdo, hipnotizados en la sociedad zombi-sálvame-futbolera que nos caracteriza. Conclusión: un mensaje claro que no se supo enviar o que supieron desvirtuar lo suficiente. Repito, un desastre. Algo que pasó de esperanza a decepción. Una pena. Un éxito para los que no querían cambiar nada.

En cualquier caso, para acabar, me gustaría hacer un llamamiento a la esperanza. La sensación que se nota en la calle es de un pesimismo insoportable. Con esperanza se ha demostrado este año que se pueden hacer cambiar las cosas. Con ella, podemos afrontar la peor de las situaciones y encontrar soluciones justas. Pero estas no se aplicarán por que sí. Los que mandan (los bancos y las agencias de calificación) intentarán vetarlas por todos los medios. La banca nunca pierde recordemos, siempre es mejor socializar las pérdidas. Estas soluciones, las tenemos que exigir nosotros. Esforzándose. Luchando. Busquemos lo que nos une y no lo que nos separa.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Ya se acaba este 2011

  1. Isabel dijo:

    Hola,

    He leído el post y coincido contigo : el 15m fue un desastre, y creo que fue culpa de todos y hay muchos factores que hicieron que el movimiento fuera o se convirtiera en un “soufflé”. Creo que el primer error (y que aún me duele) fue por parte de algunos líderes en la red que se atrevieron a comparar el 15m con lo que había sucedido en Egipto, Siria, etc. Por muy mal que estemos, y con muchos motivos para el pesimismo, esa comparación me pareció de una frivolidad tremenda. Por otro lado, y como ha dicho Z. Bauman al respecto, el 15m fue emocional, y no hay nada peor que movilizar a las masas (y nada más fácil) que a través de emociones o empatías líquidas. El compromiso es mucho más que rebelarse por la ley sinde, hay que estar también “indignado” por los recortes en Sanidad, en la educación y ser autocrítico. Las grandes revoluciones históricas se han dado sin tecnología……. Faltó mucha autocrítica y, en algunos casos, una falta de madurez en el movimiento que acabó erosionándolo. No hay que culpar a los medios (eso es lo fácil). El 15m tuvo mucho de marketing también. No he visto tanta solidaridad en las redes (en España) ni tanta empatía como tú, en cambio, sí he visto muchísima falta de autocrítica, ideas dispares y poco compromiso. Nunca hay que perder la esperanza…

  2. tesnick dijo:

    Muchas gracias Isabel. Coincido en todo lo que comentas del 15m, aunque lo de no culpar a los medios… Es evidente que los culpables principales del fracaso fueron los propios integrantes del movimiento, pero los medios no estuvieron a la altura (empezaron a cubrir la situación tarde y sin comprender bien que estaba pasando y como consecuencia desinformaron: unos queriendo y otros sin querer).

    Sobre lo de “Las grandes revoluciones históricas se han dado sin tecnología”, bueno… en las anteriores quizá no fueron protagonista, pero diría que en las de este año han sido una catapulta básica. Algo que nunca había pasado antes (básicamente porque no existían…).

  3. Isabel dijo:

    http://politica.elpais.com/politica/2011/10/17/actualidad/1318808156_278372.html

    Te paso la entrevista que le hicieron a Bauman y lo que dijo sobre el 15m. No he querido quitar importancia a la tecnologia, tan sólo intentar ser ecuánime. Está claro que en Egipto, en Siria y en Túnez han sido una catapulta (una herramienta) importantísima, pero hay que profundizar un poco más, creo yo. Y en cuanto a los medios, ya se sabe lo que hay en España y lo “adormecida” que ha estado la profesión desde hace décadas, pero te puedo asegurar que algunos profesionales lo entendieron desde el principio, lo malo es que algunos de ellos no tenían altavoces ni espacio en grandes medios para explicarlo…

    Gracias por tu post y feliz (y esperanzado) 2012…

  4. tesnick dijo:

    Interesante entrevista! Feliz 2012! 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s