La resignación, el escepticismo y la asepsia mental

Hoy veía esta imagen a través de Facebook:

¿Sabes qué? Puedo adivinar que harás. Después de leerla, pensarás en ella 5 segundos y pasarás a otra cosa. Así funciona. Nuestra atención mínima y superficial nos impide profundizar más de ese tiempo. Total, “¿Para qué más?”. Es nuestro “estado mental aséptico”. Y esto no es desde que comenzó la crisis no… esto ya se sentía antes, no nos engañemos. Es también un estado de “insensibilidad” continuo, monótono y triste. Puede pasar cualquier cosa, por muy impresionante que sea: abriremos la boca, diremos un “!hala!” y “a otra cosa”. “Has visto ese vídeo? Madre mía….”. Bueno, pues veamos ese vídeo.

Seguramente ya lo hayas visto, de hecho mi propósito no es el vídeo. Es la sensación que genera (o intenta generar) la primera vez que lo ves.  Es una sensación de ilusión, de esperanza. De buscar las cosas que nos unen y pensar en el bien común. Es creer en una humanidad que trata de ayudarse y no de autodestruirse. Este vídeo consigue eso. Y es entonces cuándo llegan los otros vídeos.

Y noticias:

http://internacional.elpais.com/internacional/2012/03/17/actualidad/1331951373_571860.html

Y de golpe, nosotros como “librepensadores” que somos (o creemos ser), maniobramos hacia el descrédito. Volvemos a la realidad de la primera foto. La ingeniería de la difamación, del desprestigio, ha hecho su magnífico efecto. A propósito o no, no lo sé. Volvemos a nuestros argumentos de confort: “para que voy a intentar algo si no va a servir para nada”, “las cosas son así y yo no las puedo cambiar”, etc.

No busquemos culpables dónde sólo estamos cada uno de nosotros. Al final, sólo nosotros mismos generamos la realidad que vivimos. Nuestro propio vacío escéptico y aséptico. Yo de momento no me quiero resignar.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a La resignación, el escepticismo y la asepsia mental

  1. Isabel dijo:

    Hola,
    Por favor, lee esta entrevista http://www.elmundo.es/elmundo/encuentros/invitados/2012/03/20/gervasio-sanchez/. Para mi este fotoperiodista fue un ejemplo a seguir; si la lees comprobarás que nombra a muchos corresponsales muertos. Uno de ellos : Jordi Pujol. Este chico estudió conmigo; compartí su alegría cuándo le mandaron a cubrir la guerra; era un desconocido. En aquellos tiempos sentía vocación por este tipo de periodismo; cuando le mataron dejé de tenerla. Lee lo que dice de las revoluciones “tecnológicas” y de tantas cosas.De los directivos sin escrúpulos, editores, etc…
    Les admiro a todos y cada uno de ellos; la sociedad no les escucha, no ganan dinero ni aparecen en grandes medios pero SON. Existen, trabajan y siguen siendo comprometidos aunque e el mundo opte por banalizarse con otras cosas y no prestarles atención…Supongo que da miedo ver de lo que es capaz el ser humano. Podrás entender mejor porque me “sublevo” ante las revoluciones de medio pelo tipo 15m. La sociedad que tenemos la hemos merecido por mirar hacia otro lado casi siempre. Sin embargo, ellos han dado sus vidas por la verdad. Trsitemente no todos somos iguales. La sociedad es banal y, tal vez, ¿quién sabe? sea necesario para algunos.
    Perdona por interrumpir, pero necesitaba comentar.
    Por cierto, soy amiga de iSoco. Casi una isoqueña…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s