Otro mundo es posible, sin 25S

Con un poquito de fiebre escribo este post, en el día que va entre el último Salvados (magnífico, como siempre) y el tan preparado y nombrado 25S.

Y escribo esto porque quiero decir que creo que se equivocan. ¿Quiénes? Los que quieren cambiar las cosas saliendo a la calle, con pancartas. Los que estarán rodeando el Congreso mañana. Los que gritarán y se sentarán con las manos arriba. Los que gastarán sus energías creyendo en una utópica victoria de la justicia y la moralidad a base de slogans con rimas satíricas y una convincente cara de tener la razón. Éstos, estarán allí el tiempo que se les deje hasta que sean desalojados. Esperemos que sin violencia por ninguna de las partes. En el mejor de los casos, eso es lo que pasará. Nada más. Será una acción totalmente irrelevante dentro de una semana. Asumidlo. Ya se intentó y no sirvió de nada. Hace falta algo más. Hace falta llegar a las personas antes que al Congreso.

Parece mentira como la sociedad evoluciona en algunos aspectos y en otros no. Tenemos tecnología que nos permite comunicarnos prácticamente gratis con cualquier persona del mundo, pero continuamos utilizando los mismos métodos arcaicos de protesta, pancartas, pitos y poco más, que hace más de un siglo…

Os propongo algo:

Dedicad el tiempo que gastáis en preparar este tipo de movilizaciones a:

  1. Formar un PARTIDO POLÍTICO. Temporal o por tiempo indefinido, me da igual. Ni de derechas, ni de izquierdas, ni de centro. Un Partido Político por y para el cambio de la situación actual.
  2. Buscar un equipo de personas capacitadas y motivadas para cambiar esto: economistas,  empresarios, emprendedores, expertos en investigación y desarrollo, etc.
  3. Nombrar un líder. Una puñetera cabeza visible. Alguien capacitado y que sepa que van a ir a por él en cuánto aparezca. Que hable y difunda la idea con tranquilidad y firmeza. Que no tenga nada que ocultar, porque lo sacarán. Y si no hay nada, lo sacarán igual.
  4. Preparar un programa electoral. Que sea claro y suficientemente corto como para aplicar en una única legislatura. Como propuestas personales, yo incluiría:
    1. Acciones penales para los culpables de la crisis (políticos, banqueros, empresarios, quien sea.)
    2. Compromiso de no tomar más medidas que asfixien la economía.
    3. Referéndum para que el pueblo decida si pagar en su totalidad la deuda (devolviéndola en tal caso sin intereses y en los plazos que el nuevo Gobierno considerara aceptables) o declararla deuda odiosa, ya que se ha contraído a espaldas del ciudadano, sin su consentimiento y con fines de enriquecimiento personal y  corporativo.
    4. Ley de transparencia que afecte a todos los procesos políticos tanto a nivel de estado como de comunidades y ayuntamientos.
    5. Ley anti-corrupción, que vele por evitar cualquier tipo de abuso asociado al poder.
    6. Reforma del sistema judicial. Para que de una vez por todas sea independiente y no sea el representante de la voluntad de los dos partidos mayoritarios.
    7. Reforma de la ley electoral, de forma que no se discriminen a los partidos minoritarios respecto a los mayoritarios.
    8. Reforma del sistema de votación. Que podamos en cualquier momento recuperar nuestra “parcela de soberanía” y participar en los procesos legislativos. Algo parecido a lo que hacen en Suiza con sus referéndums.
  5. Difundir ese programa electoral de todas las formas posibles. Llegar a toda la población.
  6. Fijar una hoja de ruta para llegar al poder. Una posible vía, una vez conseguidos los apoyos suficientes (creo que no sería tan difícil tal y como estamos) sería declarar una huelga TOTAL INDEFINIDA hasta forzar unas nuevas elecciones.
  7. Huir y desmarcaros de cualquier asociación, partido o lo que sea, que exista ya. El líder debe dejar claro que no hay ideología de ningún tipo más que del puro sentido común. Que no se pretende romper el estado, ni hacer una comuna hippie, ni expropiar a ningún ricachón ni vivir en comunas. Sólo se pretende hacer lo mejor para el ciudadano, cosa que nuestros políticos vendido-parásitos no hacen desde que existe esta cosa que podríamos llamar pseudo-mierdocracia del siglo pasado.

La sociedad está dormida, anestesiada, pero creo que ESTO y no ir al congreso es lo que en el fondo todos estamos pidiendo a gritos. Desbloquear el sistema. Hackearlo, si soys tecnofriquis. Pero sin romper nada.

Ahora, a ponerme a parir.

 

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Otro mundo es posible, sin 25S

  1. Isabel dijo:

    Llevo intentando hacer entender a muchos que ni el 15m, ni el 25 s iba a servir de NADA. Más que para que los policías cumplan órdenes y reciban los inocentes. Lo peor de todo este tema son los líderes en Internet que se lucran con la supuesta spanishrevolution. Si algo me queda claro es que tenemos la sociedad que nos merecemos, y tan sólo un colectivo se salva. Tan sólo uno : los médicos de la sanidad pública. Ni supuestos intelectuales, ni ídolos de masas en Internet, ni partidos piratas. Los medios de comunicación siempre han estado controlados, y en Internet está pasando lo mismo, exactamente lo mismo. Otro mundo quizá sea posible, pero no en masa; creo en las revoluciones individuales y en la ética. ¿Es ético lucrarse dando conferencias sobre temas tecnológicos mientras se llama a la sublevación y los que reciben son los pobres jubilados inocentes?. Desde que empezó todo este despropósito he recordado mucho a Ortega y Gasset y su libro “La rebelión de las masas”. Citas a Orwell, ahora tan de moda, te aconsejo ir a Ortega y Gasset, todo un librepensador. Insisto, la calidad de los medios es la que la población quiere. En Francia, país vecino, Pivot (alguien que ha hecho mucho por la cultura) tiene enormes audiencias. Aqui la excelencia es una “marca pseudo científica” llamada Punset o un humorista tipo Evole (Sexta y Planeta tienen los mismos “dueños” ¿ves la ironía)) que ahora es lo máximo en periodismo denuncia. ¿Alguien sabe quién es Gervasio Sánchez?. No, nadie.
    Insisto, tenemos la sociedad que nos merecemos. Creo en la ética personal y creo que la valentía siempre va sola y no en grupo ni en masa. Y en las empresas ¿alguien valora el trabajo y el esfuerzo hecho en el anonimato?. No, nadie. Asco de sociedad.
    Gracias.

    Isabel Prada

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s