Mi turismofobia

Vamos a ver, crack, experto en economía y en cualquier otra cosa de la que toque hablar ésta semana de Agosto. Estoy harto de oírte decir que el turismo genera empleo. Harto de oírte decir que los que estamos hartos del turismo basura-masivo que invade Barcelona somos unos pocos locos, una minoría de catetos que deseamos el peor de los males para la salud económica de los españoles.

Te voy a explicar mi historia, a ver si así entiendes de una vez de qué va ésto. Y estoy seguro que es una historia bastante light comparada con la que tienen que soportar personas más mayores, con menos recursos y en zonas de Barcelona más masificadas aún. Yo sé que tú vives en una zona dónde no hay turistas. Lo sé porque si no no me explico tus comentarios. Seguramente todo ésto te suena muy pero que muy lejos, pero es igual, tú opinas. En fin, continúo.

Hace unos 4 años estuve viviendo en el barrio de Gràcia de Barcelona. Para mí, el barrio más bonito y con más vida de toda la ciudad. Me encanta. Vivíamos en un segundo que daba a una callejuela típica de ese barrio, estrechita. Conseguimos aguantar las noches de calor de verano con la ventana abierta. En el balcón de enfrente, a poco más de dos metros, soportábamos el ruido de alguna que otra fiesta que montaban en un piso de estudiantes. Pero eso no era nada, más tarde descubrimos que lo peor eran los gritos y cánticos varios de los turistas bárbaros cantando al pasar por esas calles, a cualquier hora de la noche. Al año decidimos irnos a una zona más tranquila donde se pudiera descansar por las noches.

L’esquerra de l’Eixample fue la zona elegida. Parecía un barrio muy tranquilo. A los pocos días de estar instalados, subiendo en el ascensor con una vecina un poco mayor, nos advertía: “Uy, pues creo que en ese piso hay un piso turístico. Sí, sí…”. decía medio sonriendo.  Y sí. Justo en el piso de al lado.

Era finales de diciembre y no notamos grandes molestias los primeros días. El primer aviso llegaba la noche de fin de año. La sirena de los bomberos nos despertaba sobre las 5am. Dejaba de sonar justo debajo de nuestro balcón. Al segundo, oí ruidos en el descansillo del ascensor. Dos turistas sin camiseta y bebida en mano hablando con los otros que estaban dentro del ascensor, intentando tranquilizarlos mientras llegaban los bomberos a pie por las escaleras. El ascensor se había estropeado “casualmente”. Cosas de la vida, pensé.

Al poco empezamos a notar que estos chicos y chicas que vienen y se van a los pocos días les gusta mucho salir por la noche. Son jóvenes, claro. Vuelven sobre las 4am, eufóricos, gritando y dando varios portazos. Claro, no hay otra, en el piso meten a 8 personas cada vez y 8 personas no entran en ese ascensor…  A veces se dejan su propia puerta abierta o la de la portería, y que más da? Rutinariamente, por la mañana, los vecinos admiramos las manchas de alcohol en el suelo de la portería, fruto de su camino de ida y vuelta a generar empleo al país. Es interesante el detalle, éste turismo no requiere casi de camareros, ellos mismos se proveen de alcohol en el supermercado más cercano. De hecho, hace poco los llegué a ver salir de la portería CON 2 CARROS DE LA COMPRA DE CARREFOUR a llenarlos de alcohol. No me preguntéis como melindros los consiguieron.

Luego, disfrutamos también de esas máquinas de generar empleo picándonos al timbre de madrugada de forma bastante regular. Descubrimos que, evidentemente, el espécimen típico usuario de Airbnb Barcelona no distingue los números a altas horas de la madrugada. No recuerda si éste fin de semana vivía en un 2º 1º o en un 2º 2º o en un 4º 2º. El sólo quiere dormir. Lógico, está cansado, lleva horas generando empleo por España.

Llegó un punto que no podíamos más y empezamos a llamar a la policía. La policía, saturadísima de casos como el nuestro además de otros más graves por supuesto, a veces viene y a veces no. Cuándo viene, se disculpa siempre por llegar bastante más tarde, nos trata SUPER amablemente e intenta que los visitantes generadores de empleo se calmen un poco. Una vez, los mossos entraron al piso y nos comentaron que habían tenido que denunciarlo por estar conectado a la electricidad de la comunidad. Flipa como el propietario también está generando empleo a tope! Comentaron que ésto era algo bastante habitual en éstos pisos. También nos indicaron que carecía de la licencia necesaria, por supueeeesto.

Así que decidimos actuar. Pusimos quejas en la Oficina d’Atenció al Ciutadà, llamamos muchas veces más a la guardia urbana, etc. Vinieron varias veces del Ajuntament. Todos siempre muy amables y empáticos. Nos informaron que tomarían medidas legales y algo más tarde nos dijeron que el piso estaba “precintado” y que el propietario tenía varias multas de alrededor los 30 o 60.000 euros. No recuerdo bien. Sonaba todo muy serio y jodido. En plan, “esto está funcionando”.

De eso hace ya más de dos años y el caso es que todo continúa igual. En el piso de al lado entran y salen personas generadoras de empleo cada 2 o 3 días, y yo ya estoy cansado. Cansado de intentar luchar. Cansado encima, de que ahora que se empieza a exponer el problema en los medios, algunos me llamen “corto de miras” o que quiero “dilapidar el motor de la economía española” o cualquier mierda similar. Me iré. Me iré y el marrón se lo comerá el que venga detrás, a no ser que éste piso en el que estoy se convierta también en un nuevo piso turístico. Entonces los que se irán serán los vecinos que ahora callan, que no quieren “meterse en historias” porque no les afecta a ellos.

Amigos todos, los que pensáis que el turismo que me visita cada 2 o 3 días es bueno, os invito a pasar unos días por aquí. En ésta escalera hay 3 pisos turísticos generando empleo y ayudando a la economía a tope. Lo vais a disfrutar. Y para ir entrando en materia, mirad este vídeo de generación espontánea de empleo de calidad en Barcelona:

http://www.dwarshuis.com/various/airbnb/barcelona

Éste es el fenómeno que os empeñáis en no ver.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s