Por qué no iré a votar el 1O

Es triste querer escribir sobre éste tema y ser consciente que digas lo que digas te van a linchar. Es triste, lamentable y demuestra el clima de “bajos instintos” en el que nos movemos hoy. Pero vamos, voy a intentarlo igualmente. Seguro que algunos en éste punto ya estarán pensando que soy un exagerado, pero sé que el feedback que recibiré me dará la razón.

Introducción previa necesaria: qué es la-opinión-de-los-catalanes

Para el que no lo sepa, en Catalunya existe una cosa llamada la-opinión-de-los-catalanes. Es algo bastante curioso. Ojo que no os despiste el nombre. Atentos:

Si pasáis de política y no votáis, si votáis en blanco, votáis al PP, al PSC, a Cs o (éste último varía si interesan sus votos o no) a Podemos, olvidaros. No formáis parte de esa cosa llamada la-opinión-de-los-catalanes. Lo siento mucho. La-opinión-de-los-catalanes está sólo reservada para el resto de los catalanes.

La-opinión-de-los-catalanes siempre olió mucho a votante de la decrépita Convergencia. Apropiarse de “la opinió d’un poble” es algo muy típico del nacionalista, pero con el “prusés” viró hasta impregnar cualquier votante de éstos tres partidos: PdCat, ERC o la CUP.

Es algo, que existe en realidad hace mucho tiempo y que históricamente ha sido utilizado por el nacionalismo para vender a la opinión pública que aplicar recortes o investir presidentes del PP es algo que está bien y es bueno para Catalunya. Siempre suena bien utilizar frases como “los catalanes han hablado”, “el pueblo catalán ha decidido”, etc. Da igual si son más, menos, o medio pensionistas. Ésto aquí en Catalunya no se discute si se trata de la-opinión-de-los-catalanes. Es también esa opinión la que aparece en todos los medios públicos, empezando por TV3.

Hubo un tiempo, en que la-opinión-de-los-catalanes decidió que su nuevo lema pacífico y de bon rotllo iba a ser Espanya ens roba. Sonaba bien y enganchaba más que el despacito. Es lo que tiene generar bandos y odio. Siempre podíamos decir que la culpa de todos los recortes era que los andaluces son unos vagos.

Qué piensan el resto de comunidades infrafinanciadas, incluso peor financiadas que Catalunya, sobre “Espanya”? Misteriosamente ninguna piensa que les están robando. Será que no tienen “la-opinión-de-los-valencianos”, por poner un ejemplo. Sigamos.

Entre tanto, no podemos descuidar el contínuo apoyo de Madrid, con sus rodillos socialistas y populares contra el Estatut, sus peticiones de firmas, sus contínuos NOes a cualquier posibilidad de concesión justa, etc. Una maravilla, gran treball senyors! Debió pensar cierto líder intelectual catalán que inició todo ésto, acorralado por la corrupción. El mensaje de que la única salida era la independencia calaba que era un primor. Fue por entonces cuándo empezaron a actuar de forma muy casual otros “entes” que se apropiarían igualmente de esa extraña cosa catalana llamada la-opinión-de-los-catalanes, hablo de Omnium y ANC.

Éstos, con sus impresionantes movilizaciones y las grandes aportaciones de indiferencia del Estado, dieron oxígeno a un sentimiento que era minoritario hasta convertirlo en lo que es hoy. Qué es hoy? Pues lo más exacto que tenemos para medirlo son las elecciones del 27S, un 47% aprox de votos. Eso en votos es la-opinión-de-los-catalanes.

Mi opinión

Mi opinión es que la-opinión-de-los-catalanes se ha apropiado de todo. Que una parte ha dictado el discurso del todo, que otra ha controlado los medios, otra ha creado los shows/performances anuales y al final todo se les acabará yendo de las manos.

Se empezó a ir de las manos en el momento en el que la-opinión-de-los-catalanes se apropió del Parlament y puso una Presidenta que claramente no cumplía con los requisitos mínimos para ese puesto. 

Continuó cuándo, en virtud de un mandato casi divino, se decidió que no se haría política en Catalunya en todo éste tiempo más que la relacionada con el procés.

Se confirmó después, esos días 6-7 de septiembre en los que se retorció el reglamento del Parlament, se censuraron opiniones contrarias y se forzó una votación para inventarse una legalidad nueva que justificara todo éste debacle. Ese día la-opinión-de-los-catalanes demostraba lo poco o nada que le importa la opinión del resto. No pudieron haber réplicas, hacer enmiendas, nada. Se aplicaba un rodillo total con el 47% de los votos. Se aprovechaba la injusta ley electoral para forzar decisiones que requerirían una mayoria muchísimo más amplia. Se usaban las mismas técnicas antidemocráticas que aplica el PP en Madrid y que tanto critican.

Si a ésto sumamos los ataques extremistas (como si la técnica reduccionista fuera real y no existieran más colores que el blanco o el negro) a personas con las que coincido totalmente como Évole, Serrat, Buenafuente, etc. Lo siento, pero yo me bajo.

Creo que participar, sabiendo todo ésto, es contribuir a dar validez a un proyecto netamente excluyente como el que se ha creado. Un proyecto en el que una parte manda y decide y los demás obedecen o callan. Un proyecto del que no me siento parte.

Sólo me queda esperar y desear que mañana, los dos bandos que se enfrentan, se mantengan en calma y la cosa no vaya a más. Lo veo difícil, pero es mi profundo deseo. Aunque a la noche quizá digan todos que han ganado, creo que todos han perdido. Hoy Catalunya está mucho más fragmentada que nunca.

Y si se cumplieran mis peores temores, antes o después, a los que alimentaron todos esos bajos instintos, tanto de un bando como del otro, a esos irresponsables, espero que alguien les pida explicaciones.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s