Dejadme que os cuente un cuento

Gracias Terribas por darme la idea.

Había una vez una Comunidad Autónoma, gobernada por un President ansioso de recortar sin que nadie le hiciera oposición y acorralado por la corrupción. Ese President y ese partido, viendo que esos dos factores podían poner en peligro su hegemonía, decidió urdir un plan. Y es por esas fechas que aparece “casualmente” una asociación que tiene como objetivo la independencia de Catalunya y ese partido, hasta entonces autonomista, se vuelve de la noche a la mañana independentista. La magia de los cuentos infantiles.

Es entonces cuándo medios de comunicación públicos hasta entonces plurales se volvieron claramente partidistas. Se vetó algunos periodistas y se contrató a otros más afines. Se inició una campaña que dura hasta hoy de machaque permanente 24×7 con un único tema: la independencia y lo malo que es el Estado Español. Aparecieron nuevos medios privados y el dinero público se movía a través de subvenciones y contratos de publicidad hacia éstos. Muchos ganaron dinerito. Eran buenos tiempos. Se vendía merchandising por todos lados y se organizaban multitudinarias manifestaciones, eventos y conferencias. Siempre con el apoyo mediático y económico que hiciera falta.

Pero ese President, ese que siempre dijo que para la independencia se necesitaban de “amplias mayorías”, nunca las obtuvo. Finalmente y para su desgracia sufrió el ataque de una orda de independentistas y rupturistas de verdad y tuvo que dar un paso atrás (o al lado, porque siguió saliendo en todas las fotos y entrevistas). La cuestión es que él no contaba con que ese movimiento inmenso que había montado le engulliría. Y así, un movimiento que hasta ese punto había estado controlado por el “seny” de un President conservador, mutó y se radicalizó. El control pasó a manos de un grupo de fanáticos irresponsables.

Entonces llegó el tiempo de las muestras de grandeza. De la soberbia. De las jugades mestres. Se utilizó el dinero público de nuevo para internacionalizar más la causa y forzar de nuevo otro referéndum. Estaba prohibido por el Constitucional, pero todos se reían. Se hablaba de desobediencia, de “post-autonomisme”. Se hablaba de  “poner en jaque” el Estado Español. Incluso se crearon y aprobaron leyes en las que se definía el momento en que se dejaría de hacer caso a las leyes españolas. Se decía que ya se había pasado página. Se pensaban que todo eso salía gratis, que no habría consecuencias. Que eran imparables.

Se dieron 18 meses de plazo para hacer cumplir con una promesa que ni ellos mismos sabían como cumplir. Entre ellos, en privado, lo admitían. Esperaron una reacción del Gobierno (o del mundo) que nunca llegó. Se saltaron las leyes, malversaron y engañaron a sus seguidores. Por no hablar de como ignoraron al 53% de catalanes que no opinaban como ellos.

Y el dia clave, después de una proclamación interruptus, llegó la DUI. Esa DUI que nadie dijo que era simbólica hasta pasar por el juzgado. Esa DUI que sólo intentaba pedir perdón a sus votantes engañados. Cuatro días antes, algunos, planeaban interceptar impuestos, coordinar la defensar del territorio y mobilizaciones permanentes. Y todavía media sociedad piensa que están en la cárcel por motivos ideológicos.

Llegados ese punto, la justicia, lenta pero implacable empezó a actuar como un rodillo imparable. El principal responsable huyó y otros le siguieron. Otros fueron a declarar y acabaron en la cárcel. Parece bastante fácil de entender que si uno ha huido, no lo pudieran hacer los demás.

Entonces, el movimiento mutó. Ya no era todo “jugades mestres ni astúcia”. De golpe el Gobierno tonto y cateto español, como ha sido caracterizado siempre por aquí, se convirtió en un Gobierno tirano, represivo y oscuro. Se habla mucho de oscuridad ahora. Pero la realidad amigos, es tozuda:

En la vida no hay buenos ni malos, sólo consecuencias.

Que cada uno asuma las suyas.

PD. El protagonista del cuento, sigue tan tranquilo en su casa saludando a todos los huidos y encarcelados desde su faristol.

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s